gallery/cabecera web 2017
gallery/facebook-icon
gallery/iconos 1
gallery/2000px-whatsapp_logo.svg_
gallery/technology

El objetivo es que los alumnos logren llegar a una actuación limpia, no forzada, que se vea natural y personal. Desarrollar una habilidad para poder crear personajes amplios, exponiendo un mundo que no es el propio y que se vea como real.
A continuación veremos un gráfico en donde se detallan los pasos para pasar de la “no actuación” a la “actuación”:



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para comenzar a trabajar es vital contar con tres elementos: Relajación, Atención y Concentración.
VACÍO. El objetivo de esta apertura es llegar a una zona libre de pensamientos cotidianos. Si bien no apuntamos llegar a un estado zen (del que personalmente descreo o, en todo caso, creo contraproducente para la actuación), poder sentirse presente en el espacio de trabajo, perceptivo, despierto, vulnerable, disponible.
JUEGO. Recién en el juego el actor puede vincularse con otros. Recién acá podrá ver a los demás no como sus compañeros de teatro o amigos, sino como otro ser tan vulnerable como él.En esta instancia, el actor podrá interpretar las consignas, analizarlas y tomar lo más útil de ésta para la construcción de lo que próximamente será un personaje.
PERSONAJE SUPERFICIAL. Cuando todos los elementos de las instancias anteriores están dados, aparece un personaje superficial, que todavía no tiene mucho mundo interior, pero que claramente tiene una forma y no está totalmente teñido de la persona que está por detrás. Puede hablar de otra manera o no, tener otra postura, etc.
Cabe aclarar que este personaje puede no se catalogable para el que lo está mirando. Simplemente, es.


 

 

 

 

 

 

 

 

 


SOSTENER. Una vez reconocido el personaje, es necesario poder sostenerlo. Para esto, uno recurrirá a los lugares, la zonas, donde sabe que habita éste. Este momento requiere de un gran nivel de concentración, así el actor ni si quiera se preocupa por qué datos está dando. No importa si acá se mezclan elementos de la vida real de quién ejecuta. Pero sólo recién en esta instancia; de hacerlo antes, seguramente el actor no podrá sostener el nivel de exposición que esto implica.
DESARROLLAR. Es importante lograr desarrollar el mundo de este personaje. Comienzan a aparecer mas frecuentemente los estados y las emociones propias de este ser. Lo interesante de ver estas apariciones en esta instancia es que el personaje que ya se ve como algo sólido. Antes, seguramente, cualquier intento por generar un sentimiento inexistente se verá como falso y forzado.
PERSONAJE CON MUNDO INTERIOR. El resultado de la etapa 2 es una personaje vivo, grande, persistente. Son esos casos de actuación donde uno puede quedarse largo rato observándolo, porque transmite. Uno está descubriendo a alguien, uno ve a alguien detrás de esa forma. Este personaje podrá vincularse sin problemas con otros, podrá sostener largos monólogos, sostener y habitar cualquier escena, o simplemente, podrá estar, que no es poco.


 

 

 

 

 

 


Lo interesante de la invitación a este mundo del entrenamiento actoral, es que el trabajo es infinito, como el mundo de uno mismo. Un actor podrá seguir entrenando, investigando y desarrollando sus posibilidades. De esta manera podrá enriquecer cada producción que realice, o quizás lograr un mayor poder de reflexión.
No es raro ver actores que de vez en cuando acuden a un entrenamiento actoral para actualizar sus herramientas.
En relación a los tiempos, generalmente no se piensan los proceso de año en año. Como el recorrido es individual, cada persona puede tener mas facilidad para una instancia que para otra. Es por esto que no se piensa en un primer año con la etapa 1 y un segundo con la etapa 2, sino que es función del docente tener un seguimiento individual de cada actor.
Lo interesante es que cada ejercicio encierra elementos de cada etapa, es por esto que en un mismo ejercicio puede convivir alguien que está investigando el juego con alguien que está desarrollando un personaje.
Creo que el proceso ideal de formación actoral con este método es de, por lo menos, dos años con un ritmo de un encuentro semanal.

Método de experimentación auto bío teatral | MEABiTe

proceso de formación actoral

ETAPA 1
SOLTAR/ ABRIR. Para poder investigar el poder lúdico que nos habita, uno no debe partir de sus estructuras y su cotidianeidad. La primera instancia de trabajo es una serie de ejercicios que apuntan a abandonar los pensamientos que remiten a la lógica y al juicio. Poder “soltar” la cabeza, sacar esos pensamientos y “abrir” para que lo concreto, el presente, entre y así poder trabajar con estos valores.
Con el paso de los años, uno abandona el juego y se convierte en un ser perfectamente adaptado al marco social en el que se mueve. Es por esto que, generalmente, esta instancia se vuelve cada vez mas costosa y requiere de una mayor rigurosidad y tenacidad para lograr romper con las estructuras.

gallery/etapa 1

ETAPA 2
RECONOCER. Ya con esta posibilidad de lograr construir personajes superficiales, el objetivo será alimentarlo, nutrirlo y lograr que éste tenga un mundo tan potente que impida que el que lo está mirando se distraiga con la persona que hay detrás.
Para esto será fundamental, como primera instancia, que el actor reconozca al personaje, que pueda registrarlo, que ese movimiento que alguna vez fue caprichoso, hoy pueda recuperarlo cuantas veces haga falta.

gallery/etapa 2

ETAPA 3
PROFUNDIZAR. Uno podría dar por terminado el proceso con la creación de un personaje con mundo interior, que en definitiva era el objetivo: dejar la “no actuación” y dar la bienvenida al “actor” que nos presenta este personaje.

gallery/etapa 3